Opinión

Todos contra James

A las puertas de tres nuevos partidos de la clasificación para asistir a la Copa Mundial 2022 James Rodríguez de nuevo no fue convocado y, además, algunos o por desgracia muchos, aprovechan para atacarlo: recordemos pues de quien nos ocupamos.
James se hizo profesional en el Envigado y poco después fue campeón con Banfield de Argentina, luego inició su carrera en Europa con triunfos en el Porto y en el Mónaco. Llamado por Pekerman para integrar la Selección Colombia para el Mundial de Brasil, en la mejor presentación de Colombia en toda su historia, James fue el goleador y el autor del mejor gol del torneo. Con ese prontuario el Real Madrid compró sus derechos y el ídolo de Colombia no decepcionó por presencia, asistencias y goles, querido por los aficionados y arropado por el técnico Ancelotti.
Atendió con éxito otro llamado de la Selección y en la celebración de un resultado declaró: “con esta selección juego hasta lesionado” manifestación que, con razón, no gustó en el Real Madrid. Su nuevo técnico, Rafael Benítez le reclamó su presencia en la concentración y James, quien tenía diez días más por la cita con la selección hizo uso de ellos y, el técnico le señaló el atraso y dispuso debía prepararse aparte. Este fue el principio del fin y, como no jugaba, James aceptó irse a préstamo al Bayern en donde triunfó con asistencias y goles de antología.
Cumplido el año decidió regresar al Madrid de sus amores, poblado de estrellas y de mediocentros, algunos españoles y, como las oportunidades eran pocas, aceptó el contrato que le ofrecían el Everton y Ancelotti su nuevo técnico y, de nuevo, en un principio, triunfó; para 2.046 minutos que jugó, seis goles, para un mediocentro y ocho asistencias son más que aceptables y así se le reconocía. Recuperándose de una lesión fue convocado y viajó a Colombia y una vez allí, previa revisión médica que contradecía la que el traía del Everton fue desconvocado.
James quiere volver y el técnico Rueda manifiesta que si juega, lo convoca. Regresa entonces al equipo inglés en donde le espera su amigo Rafael Benítez nuevo técnico, quien con la misma antigua argumentación proclama que jugará cuando esté en condiciones. A James le quedan 9 meses de contrato y los directivos del Everton entienden que deben aceptar una negociación que les permita recuperar la inversión y allí surge el acuerdo con el “Al Rayyan” de Qatar.  A James le llueven todos los improperios, que está acabado, que prefiere la plata, que debió rebajarse el sueldo como Falcao e ir a otro equipo mejor, cuándo éste no se rebajó el sueldo porque no tenía contrato y el Rayo es un equipo de un barrio de Madrid, mientras que James tenía un contrato cuantioso con el Everton que debe pagarle aun cuando no juegue y James acepta el cambio porque quiere jugar para estar con la Selección.
Algunos pretenden una comparación con Falcao, cuándo son ¡ídolos incomparables! Es cierto que Falcao lleva una vida sencilla y familiar, mientras James gusta de aparecer en los medios, pero eso no lo hace inferior o un ídolo roto, es un buen padre y un buen hijo. Tomar la mejor oferta económica para seguir jugando no le hace mala persona, como sería seguir cobrando en el Everton sin jugar. Además, el uno es delantero y el otro medio centro. Para hablar de James empiecen por quitarse el sombrero. Se trata de un medio centro con 130 goles en distintos equipos, 23 con la Selección y 101 asistencias. Después de ver el flojo partido entre Uruguay y Colombia por las eliminatorias al Mundial 2022, que debemos tomar por bueno porque, se dice, ganarle a Uruguay es muy difícil y el empate a 0 nos da un punto, busqué por internet el partido de Colombia contra Uruguay jugado en el Maracaná el 28 de julio de 2014 por octavos de final que ganamos 2 a 0 con sendos goles de James, el primero a los 28 minutos ( que fue señalado como el mejor del campeonato) y el segundo a los 50 (que fue tenido como el tercero) y disfruté de su calidad. Ojalá se recupere pronto de sus lesiones y regrese con su fútbol a la Selección.

Etiquetas:
Powered by Sindyk Content
Arriba