Sucesos

Detenido por muerte de músico en Manizales tendría lista de posibles víctimas

Marcha de hoy
Marcha de hoy
Paso a paso de esta historia. Relatos.

LA PATRIA| MANIZALES

 

Se siguen conociendo datos sobre el supuesto asesino del músico William Andrés Londoño Piedrahíta. Ayer, en rueda de prensa de Policía y Fiscalía en Manizales, se indicó que el sujeto tenía un listado de posibles víctimas que, según él, contribuyeron a que la ex lo dejara.

“Claro que representa un peligro, no solo para la expareja y su nuevo novio, los dos testigos, y la comunidad en general. No se cerciora de quién es su víctima, le dispara a cualquiera que cree que se parece a quien busca".

Con estas palabras, sobre las 9:30 de la noche del martes, un juez de control de garantías envió a la cárcel a alias Acevedo, de 21 años, señalado de asesinar en Fátima a Londoño Piedrahíta, de 35. Posteriormente, en La Daniela, les disparó a dos personas.

Este es un paso a paso de lo que se dijo en la audiencia sobre este crimen que ha conmocionado a la ciudad.

¿Qué pasó?

El lunes, a las 12:45 de la tarde, Acevedo se le acercó a William Andrés, en el barrio Fátima. Este último, integrante de grupos musicales y trabajador de la empresa de encomiendas Coordinadora, acababa de entregar un encargo y cuando quiso montarse en la moto, Acevedo se le acercó armado, forcejearon y le disparó.

 

La huida

El mensajero trató de huir y dio 10 pasos, pero Acevedo lo persiguió y le disparó en tórax, herida que luego le causó la muerte. Testigos afirman que mientras lo atacaba, en tres veces lo señaló con un dedo y le dijo: “usted sabe por qué es esto, usted sabe por qué es esto”. Posteriormente tomó la moto BWS del fallecido y escapó.

 

Cargos

Antenoche, en audiencia, la Fiscalía le comunicó cargos por homicidio agravado y porte ilegal de armas de fuego. Le habló de una pena que parte de los 33 años por el crimen, más otro tanto por el porte, lo que definiría un juez de conocimiento. Si aceptaba, como no fue detenido en flagrancia, tendría un descuento del 50%. Acevedo no aceptó cargos, pese a que el ente acusador le indicó que cuenta con pluralidad de testigos presenciales y no presenciales que lo señalan como autor del hecho. El abogado pidió luego una evaluación por Medicina Legal para analizar cómo era su estado ese día.

 

Pruebas

En la solicitud de medida de aseguramiento, la Fiscalía habló de los elementos probatorios con los que cuenta. Anotó que en cámaras quedó grabado el imputado cuando iba en la moto del fallecido.

 

"Cójanle las placas”

“Estaba afuera del colegio Atanasio, vi a un muchacho con chaqueta negra, se le acercó a un joven de Coordinadora y forcejearon. El asesino trató de meter el arma en un canguro, la moto no le prendía y luego cuando grité que le cogieran las placas, aceleró”, relató una testigo.

 

Buscaba a la ex

Otro testigo grabó un video en el que se ve al sujeto escapar en la moto. La fiscal narró que luego Acevedo atacó a una pareja en La Daniela, pues buscaba a su excompañera sentimental y no la encontró. Allí vive la mejor amiga de su ex.

 

Equivocación

Luego de eso intentó quitarse la vida, al darse cuenta de que mató al que no era (lo confundió porque ambos son mensajeros y por algunos rasgos). Se fue para Chipre (él es de El Zafiro) a consumir drogas y allí lo atrapó la Policía, con la moto y armado. Buscaba al novio de su ex, quien al enterarse de todo acudió a la Sijín a aclarar las cosas y contar que el objetivo del asesino era él.

 

No fue a la cita

Acevedo, pese a su error, planeaba ultimar al otro hombre, a quien citó en una cafetería, pero este no acudió. Cuando lo aprehendieron tenía cinco balas en el arma. “Me equivoqué, se salvó el otro”, expresó el señalado asesino.

 

"Jajaja, los maté”

Antenoche se enumeraron algunas llamadas y conversaciones donde el detenido le dice a su ex que si ya sabía lo que les había pasado a su mejor amiga y al novio en La Daniela. “Jajaja, los maté”.

..

La otra audiencia

En la primera audiencia, por porte ilegal de armas de fuego, declararon legal la captura, no aceptó cargos y le dieron medida de aseguramiento.

 

Otro por error

La muerte de William Andrés es la segunda del año en Caldas donde la hipótesis es que se trató de una equivocación. Ya había pasado en Villamaría, en junio pasado, con el también músico Juan Carlos Obando Hernández, de 25 años, asesinado por una bala perdida que, al parecer, iba para otra persona.

 

¿Por qué dos medidas?

La Fiscalía también solicitó medida de aseguramiento en la segunda audiencia, pese a que en la primera ya la habían otorgado, para evitar que el imputado, mediante un preacuerdo por el porte ilegal de armas, pudiera obtener su libertad.

 

Powered by Sindyk Content
Arriba